Maldita condena



Ella camina solitaria en su mundo de sueños sin temores, pues su guardian extermina a las criaturas malditas de la noche, aquel que camina junto a ella, y cuida sus pasos de en la noche oscura de su condena, la ama con la fuerza de una tormenta estelar, mientras ella imagina en su mente como sera aquel que la sostenga en sus brazos y la acompañe cada noche bajo el cielo estrellado, el siente un dolor profundo en su pecho, un dolor que le aniquila, que lo hace caer al suelo, pues su condena no le permite mostrarse ante ella, no le permiten dejarle saber quien la proteje de dia y de noche de todo mal, quien se traga su dolor y le regala en cambio una perla de luz.

El sabe que no debe, que no puede amarla, pero su corazon ya no responde, el sabe que ella es la paz, la calma y la ternura, la alegria de un mundo pacifico, el, en cambio, es de un mundo de guerra y batallas intensas, sabe que no debe amarla, el es un guerrero, ella es una princesa, el tiene las manos y su ropa manchados con la sangre de enemigos hostiles, conoce solo la venganza y la justicia que lleva a batallas encarnizadas que parecen nunca terminar.

El sabe que no debe amarla, y llora dentro de su corazon, porque sabe que su condena es demasiado pesada y dolorosa para cualquier ser vivo, se le ha condenado a ser el guardian de ella, preciosa gema sin par, niña tierna que sueña con la llegada de quien se quede a su lado por siempre, y mira al cielo con esperanza, sin saber que a su lado existe quien no se separa de ella, que puede sentirlo aun a distancias inmesas, pero no puede verlo, a su lado esta quien siente llorar su corazon, y esos pensamientos de esperanza, le causan profunda herida en el corazon. Porque siempre esta presente, porque siempre esta a su lado, pero no puede tocarla, ni puede hacer que escuche su voz.

Es una maldita condena que pesa sobre sus hombros, pues ha sido condenado a protejer a quien le causa un dolor intenso, de quien recibira mortal herida, cuando alguien mas llegue a reclamar lo que alguien mas cuido con tanto celo, el tesoro mas valioso en el universo de alguien condenado a verla partir, porque no se le permite tocarla, no puede verlo. Y ella pensara que es un regalo de Dios, sin saber que su vida se marchitara por siempre, pues sentira que algo le falta, y cuando sea demasiado tarde, recordara que aun sola, nunca tuvo frio, que sin nadie al rededor, nunca se sintio sola, porque el estaba a su lado, porque aquel guerrero implacable condenado a proteger a quien le robo el corazon, siempre estuvo a su lado, aun en sueños, y solo en sueños pudo ver su silueta a lo lejos.

Mientras el muere a la distancia, mientras el muere en el olvido, ella querra buscar aquel mundo que dejo, si algun dia ella pudiera regresar, no encontraria mas que ruinas, no encontraria mas que aridos continentes y desolados paisajes, tierras muertas e infertiles, olvidadas, como aquel que se quedo prisionero en aquel mundo done alguien cuido de ella aun a la distancia, y no lo encontrara mas, quizas se habra marchado, quizas habra fallecido por la herida mortal que dejo su partida a tierras lejanas, del brazo de un compañero que no puede protegerla de los demonios que ahora la acechan.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadisticas

    free web stats
A %d blogueros les gusta esto: