Maldigo tu traición.


Esta vez no me has herido, aunque el golpe me
Dolió en el alma, no me has herido,
No me sorprendió tu traición, ni que por
Precio te vendieras, más mi alma
Sigue inquieta,

Siento en lo profundo la agitación
De la batalla, y en mis huesos
La tormenta que se acerca, maldigo tu traición
A ti y tu camino, maldito sea tu precio,
Pues vales lo mismo que las
Rocas que piso,

Aun no estoy completo, pero se
Que debo resistir el viento que golpea con
Furia mi lacerado cuerpo, esta vez no me has
Herido y aunque en lo profundo dolió como
Perder el alma, nunca me veras rendido,

He sentido en mis huesos la tormenta
Y en mi alma siento la agitación de
La batalla que contra ti comienza,
Nunca me he retirado de la contienda,
Pero esta, no es mi guerra, para
Salvar mi alma tengo que maldecir tu camino,

Al retirar mi espada y marcharme
maldigo también tu traición, que no me
sorprende, y es que mi comandante
es mas grande que aquel a quien sirves,
y a él has traicionado,

es por eso que sin palabras te maldigo,
maldito sea tu camino, el precio que por
ti pagaron, como se paga la
exclusividad de una ramera,

5/febrero/2002

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadisticas

    free web stats
A %d blogueros les gusta esto: