Maldita eternidad


Vi poderosos imperios caer,
y una orgullosa raza renacer de las cenizas de su propia
destruccion

bebi los mas exquisitos placeres de la existencia
mas de ellos,
nada queda

Montañas corroidas por el sol oxidado en su
mismo llanto,

prevalecen monumentos de gloria y
grandeza ya olvidados

camino por senderos muertos ,
afiladas rocas alfombran mi caminar

ciudades ahogadas en soledad
moribundas, se rehusan a caer
ante su derrota,

Maldita condena pesa sobre mi espalda
vi a una orgullosa raza caer en las llamas del
olvido
y no les pude acompañar a su eternidad

malditas las cadenas que arrastro por grises
ciudades de ecos mudos

camino bajo un cielo que se cae a pedazos
y la antigua lluvia que daba vida a manos llenas
ahora la arranca con implacable frialdad

maldito el dia de mi existencia

poderoza raza ahogada en su grandeza,
aturdida en su silencio,
el recuerdo no se borra ni con la lluvia que cae
sobre mi,

corroe a ciudades y montañas
pero a mi, me desprecia

seguire con mi condena
llevare mi maldicion a otra parte

maldita eternidad

me ire, a donde mis cadenas me lleven.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadisticas

    free web stats
A %d blogueros les gusta esto: