Te escribi mil poemas


Ayer te escribi mil poemas, mil poesias de amor, te dije que me faltaba el aire si tu conmigo no estabas, te dije que la vida sin ti era solo un desierto congelado que mordia mi corazon ya de por si herido por no tenerte aqui conmigo. Y tu solo miraste con tu mirada vacia y con un rapido adios, me dejaste en aquella mesa de aquel cafe, solo. Lei tu mente y ese pensamiento me atreveso el alma y aquel corazon que ya latia poco.

Ese pensamiento confirmo que me dejabas ahi solo, y que alguien mas te esperaba, solo quisiste burlarte del imbecil que se enamoro de ti, que te rescato de tu estupido destino de miserable mediocridad.

Jamas debi ayudarte, jamas de debi amarte, me decia un eco en mi mente, se repetian esas palabras en las oscuras dimensiones de mis pensamientos, que tonto fui, que amargo sabor me lleve en mis labios y en mi garganta.

Ayer, por ti me despoje de la armadura que protegia mi ser, que vivo me mantenia en este maldito mundo lleno de criaturas pateticas sin conciencia, sin conocer la vida. Me quede vulnerable ante tu presencia y maliciosa sonreiste, y pensar que te ame, maldita ramera que se entrego por dinero para parir una descendencia, maldita sea tu vida, maldigo ahora tu camino, aunque una vez te ame, ahora ni siquiera mereces mi desprecio.

Y no me averguenza recordar el pasado, porque de mi memoria se han borrado tus recuerdos y tu sombra, se borro tu voz y aquella falsa luz de tus ojos traicioneros. No me averguenza recordar que te ame, estupida ramera, porque ya no recuerdo quien fuiste ni recuerdo el color de tu pelo, el color de tus ojos.

Ayer te escribi mil poemas que desnudaban el alma de un ser desconocido en esta existencia, de un guerrero que busca regresar al lugar donde nacio, al lugar donde al fin puedan sus heridas sanar. Ahora esos poemas seran posesion de alguien que si valga la pena, de alguien que sepa apreciar las joyas de mi tesoro, aquel que no te mostre jamas para saber si eras una mujer de verdad.

Ayer te escribi mil poemas de amor que te mostraban lo que muy pocas vieron, ayer te escribi, de mi corazon, el interior de mi alma eterna, ya no existen esos poemas ni trates de buscarlos, el fuego que todo lo purifica los ha consumido para siempre, y si en algun codice ves mis letras plasmadas, no te ufanes de haberlos inspirado, porque seran las palabras dedicadas a una ramera, una ramera que escondiendo lo que era, me engaño para que la rescatara de su maldito desnito, uno que ahora, de todas formas te alcanzara inplacable.

No me busques mas, no estare siquiera en ese cielo que ignoras en todo momento, no me busques en las calles repletas de gente, ni me busques en la que fue mi casa, estare tan lejos de ti que pensaras que jamas exisiti, no habra rastro de mi, ni habra indicio de que una vez estuve vivo, solo vuelve a olvidarme, que yo, ya no te recuerdo, que yo, ya te borre de mi vida.

Comments
One Response to “Te escribi mil poemas”
  1. marae dice:

    Y mil e mails, y dos mil sms y …

    Fantástico. Te mereces un link 😉

    Gracias por escribir así.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadisticas

    free web stats
A %d blogueros les gusta esto: