De poetas perseguidos.


Hoy quiero publicar aquí un poema que no es de mi autoría, es de alguien a quien admiro y que además me siento identificado con estas palabras que voy a reproducir a continuación, ya que al igual que el autor, quien fue perseguido, exiliado y difamado por sus ideales, al día de hoy se le reconocen una cantidad de escritos impresionantes y se le reconoce su trayectoria.

El escrito es mas bien un soneto Titulado LIX

Pobres poetas a quienes la vida y la muerte
persiguieron con la misma tenacidad sombría
y luego son cubiertos por impasible pompa
entregados al rito y al diente funerario.

Ellos -oscuros como piedrecillas- ahora
detrás de los caballos arrogantes, tendidos
van, gobernados al fin por los intrusos,
entre los edecanes, a dormir en silencio.

Antes y ya seguros de que esta muerto el muerto
hacen de las exequias un festín miserable
con pavos, puercos y otros oradores.

Acecharon su muerte y entonces la ofendieron:
solo porque su boca esta cerrada
y ya no puede contestar su canto.

Pablo Neruda.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadisticas

    free web stats
A %d blogueros les gusta esto: