Fue la noche.


Noche azul de apacible caminar
la que nos atrapo, y el tenue manto
de la luna que nos invito a bailar
ese baile seductor

me embriagué  en tus labios
mientras en tu aroma a primavera
me saciaba

la tibia brisa de la noche nos
vistió de gala, elegancia de principios
de la creación,

nos dejamos llevar por la seductora
música nocturnal, un par de estrellas
acariciaban mi pelo, mientras me enredaba
en los brazos de una princesa,

la madrugada nos vio discreta,
y nos siguió en nuestro sinuoso
baile,

calme mi sed en el rocío que vestía tu
cuerpo, llene mi alma en las dunas de
seda de tu piel,

rayando el alba y saciados de
nosotros mismos, nos quedamos a
celebrar nuestro encuentro,

aferrados uno al otro
nos retiramos a soñar en
un lecho de estrellas,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadisticas

    free web stats
A %d blogueros les gusta esto: