Aun no se por qué.


Aun no se por qué me siento de esta manera, en la penumbra y en medio de la soledad infinita de esta dimensión oscura que estoy viviendo, aunque a decir verdad, ese es mi estado de animo permanente.

Ayer, pase la noche y la madrugada de hoy observando la ciudad desde lo alto de la montaña donde se encuentra mi casa, me perdí caminando sin rumbo y llegue a la cima donde encontré un pequeño valle en la meseta, y un peñasco me senté esperando llorar, así en soledad, esperando llorar tan fuerte como quisiera y pudiera hacerlo, sin temor, pero el llanto para liberar mi alma de esta soledad, nunca llego.

Y me quede sentado observando la ciudad entera, aquella la que fue su casa, y las arterias de la ciudad donde vi correr su sangre, estuve meditando y reflexionando en mi tristeza y buscando la respuesta a mis preguntas, pues aun no encuentro donde estuvo mi fallo.

Y me puse a conversar en voz alta con el Dios del Cielo, el verdadero Dios del Universo, no el dios que adora esta prole de mortales. Y mientras pedía perdón por mi fracaso, le pedía también me arrancara la vida para dejar a mi alma descansar en la eternidad, o que al menos me dejara levantar el vuelo y nuevamente renacer entre las cenizas que de mi quedaron en el suelo, envuelto en una piel metálica, aquella que una vez, por estúpido, rechace.

Estuve rogando por entendimiento también, y de entre las estrellas escuche una respuesta, mientras mi piel sentía presencias rodeando mi lugar y se erizaba por aquel sentimiento algo extraño. Y me dijo, “hijo mio ¿por qué llora tu alma por algo que paso, si bien sabias que al final serias tu quien tendría que alejarte y seguir tu camino?”

Sentí el miedo recorrer mi piel y apoderarse de mi corazón, y súbitamente recordé que así fue, que así siempre había sido, que esa era mi vida, y no pude hablar con mis labios otra vez, pero él escuchaba mis pensamientos a la velocidad que estos surgían.

¿Olvidaste que pasabas la noche en tu ventana pensando la manera de confesarle tu realidad, una realidad que muy pocos pueden ver y que tan pronto volviera a mi protección tendrías que marcharte lejos?

Si, lo había olvidado, y le pregunte por que, porque a pesar de lo frió de tu corazón y tus pensamientos, a pesar de la carga que pesa sobre tus hombros, comenzaste a amarla, aun después de todo este tiempo que tu corazón estuvo insensible para soportar las heridas que recibiste, tuviste la capacidad de amar, aunque tu pecho esta vació respondió la voz desde las estrellas, una voz que solo yo podía escuchar.

Le pedí acabara con mi sufrimiento, y se negó, le rogué la noche entera que sacara ese dolor de mi alma, ese insoportable dolor en mis pensamientos y el maldito eco de ella en mis pensamientos, pero solo me respondió que no era el momento, pronto, respondió, pronto.

Recuerda que tu proposito siempre ha sido ese, ayudar a quienes yo te digo que ayudes, y después, cuando su corazón y su alma se ha fortalecido, debes emprender nuevamente el camino sin mirar atrás, solamente podrás quedarte cuando alguien, te demuestre lealtad sin limites y amor verdadero, ahí sera el final de tu caminar, solo entonces podrás regresar a caminar entre las estrellas, solo entonces podrás llevarla contigo.

Me recordó que o soy de esta casta terrestre, lo cual incremento mi dolor al recordad que estoy prisionero en este planeta olvidado. Pero me aseguro que me compensaría el dolor que había sufrido y que me concedería la venganza de mi corazón, siempre y cuando no sintiera pena mi corazón al ejecutar la sentencia de dolor y angustia destrozando el destino de aquellos que actuaron traidoramente.

Acepte sabiendo que no seria nada fácil debido a mi nueva humanidad; hoy vi amanecer, y tuve que volver antes de que todos despertaran, pero al menos ahora podre descansar, aunque el dolor no se vaya, aunque no pueda borrarla de mi mente, se que podre renacer, una vez mas, como el ave de fuego que soy.

Aunque aun no se porque estoy aqui, la razon de mi existencia y el lugar donde provengo, pues cada noche, cada dia de soledad, la nostalgia se apodera de mi corazon.

Comments
2 Responses to “Aun no se por qué.”
  1. Adan dice:

    Lo mismo pienso, que sirva de algo no? para que tragarse la tristeza y la nostalgia, que sirva para algo positivo.

  2. Chinasklauzz dice:

    A veces nos dejamos arrastrar por los placeres de la nostalgia y permitimos que nuestra existencia se cuestione de mis maneras en el sentido mas rudimentario.

    De todas formas si hay algo positivo en todo ello es que podemos darle expresión e inspiración a nuestra condición.

    Un buena forma de sufrir.

    Chinasklauzz

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

  • Estadisticas

    free web stats
A %d blogueros les gusta esto: